logoportada

DOS PARTIDOS PARA ALCANZAR LA PUNTA
Crónicas del Este 11/09/2017 Política
muchagarra

Por Sergio Secinaro

Realmente el partido contra Brasil no podía haber comenzado peor, pues ni siquiera habían tocado la pelota los celestes, cuando un pelotazo paralelo a la línea, deja lanzado a Williams por la punta y Palito Pereyra sabedor de sus limitaciones en velocidad, se corre hacia el medio y entonces el moreno brasileño es enfrentado por Coates; dos o tres amagues, centro cruzado por toda el área uruguaya y Douglas Costa que sorpresivamente abría el marcador a los 40 segundos de juego. El partido no había podido comenzar peor para Uruguay. Para colmo Uruguay con el transcurrir de los minutos nunca estuvo firme y por la zona izquierda de su defensa, justamente por el lado de Palito Pereira daba enormes ventajas y los desbordes y combinaciones que hacían Williams y Dani Alves, producían estragos en una defensa que no podía acomodarse por ningún lado. Como si todo esto fuera poco, por el otro lateral, Fucile no daba pie en bola, porque cada vez que era encarado por Douglas Costa, lo dejaba parado como a un poste. Fueron minutos realmente alarmantes para la selección celeste y en el medio de este caos, apareció el gran fútbol de Neymar manejando los hilos de su equipo, encarando desde la izquierda hacia el medio y provocando zozobra incontenible en filas celestes. Cada ataque brasileño era medio gol. Alguna aproximación aislada de Uruguay, que era superado fácilmente en el medio campo y otra vez Neymar que arranca de la punta al medio y mete un pase con una puñalada, que fue muy mal cerrado por Palito Pereira, que no hizo más que dejársela servida a Renato Augusto, que dejando desparramado a Muslera, no tuvo inconvenientes en marcar el 2 a 0. Todo pintaba para hecatombe, para goleada; porque todos sabemos que la capacidad de los jugadores brasileños cuando van ganando, se multiplica exponencialmente. Pero por algo el fútbol es el deporte más atractivo e impredecible de todos, porque aunque jugando mal y muchas veces enfrentando a un equipo superior, el resultado nunca está cantado. Así cuando finalizaba el primer tiempo, un centro largo de Palito Pereira es bajado notablemente por el Pato Sánchez, quien se la deja servida a Cavani, que con zurdazo cruzado descontó, poniendo un más que mentiroso 2 a 1. Lo mejor que podía pasarle al conjunto uruguayo era retirarse a los vestuarios con la mínima diferencia en contra y eso fue lo que sucedió. Para el segundo tiempo el ingreso de “Tata” González por el Cebolla Rodríguez, fue fundamental para tapar el hueco que teníamos en la defensa en la zona izquierda y Brasil ya comenzó a no sentirse tan seguro y varios de sus jugadores mostrando una debilidad psicológica llamativa, comenzaban a mostrar signos de nerviosismo. Brasil ya no lastimaba con la facilidad y eficacia con la que lo hacía en el primer tiempo y para sorpresa de todos, un pase medido deja en carrera a Luis Suárez, “el cara sucia” de Salto, que cruza la pelota con alma y vida y pese al esfuerzo del golero norteño, estableció el hazañoso empate 2 a 2 desde atrás. Ni el más optimista hincha de Uruguay podía prever que podíamos empatar en ese partido, dadas las circunstancias de juego que se habían mostrado en el primer tiempo. Sin embargo el fútbol permite estos milagros y otra vez en una cancha brasileña, los celestes acallaron a un estadio entero. Se puede decir que increíblemente en esos últimos minutos de partido, Uruguay estuvo más cerca del tercero que Brasil; incluso Luis Suárez falló en una oportunidad increíble en un mano a mano con el golero Alisson, cuando producto del cansancio de los últimos minutos y en esa fracción de segundo que tienen para decidir los jugadores, eligió cruzar la pelota fuerte hacia la izquierda y sus intenciones fueron adivinadas por el golero brasileño que restó con el pie, cuando todos los uruguayos ya estábamos gritando el gol de la hazaña. Igualmente resultado muy positivo para la selección uruguaya, que pudo rescatar un punto de un lugar donde muchas selecciones de seguro van a caer derrotadas; muy pocos son en el mundo los que pueden enfrentar a una selección brasileña de visitante con alguna posibilidad de sacarle siquiera un empate. De todas formas, quedan muchas cosas en el tintero, creemos que la defensa que se utilizó no estaba por supuesto a la altura de la titular y algunos jugadores dieron reales muestras de no poder esgrimir argumentos futbolísticos para estar acorde al acontecimiento y también debemos reconocer, que si Brasil hubiera marcado un tercer gol, que bien pudo haberlo hecho, las cosas pudieron haber sido muy diferentes.

CON LO JUSTO

Personalmente sabíamos que el partido contra los incaicos era otra cosa, porque a los uruguayos les cuesta mucho proponer y jugar con la pelota en los pies. Tanto es así que Perú fue más en los primeros 30 minutos de un primer tiempo sin ideas y sin fútbol por parte de los locales. Perú marró en forma increíble una ocasión en pies de Guerrero. Un primer tiempo a puro esfuerzo y poco fútbol, como siempre… Segundo tiempo y Tabárez se da cuenta de su error, tiene que sacar a un improductivo Vecino y entra Cebolla González y dos chances consecutivas para los locales y llega el gol tranquilizador de Cavani de zurda. Pareció que los visitantes se venían abajo, pero un juego demasiado defensivo de Uruguay fue arrimando a los peruanos que terminaron propiciando alguna chance infartante. Lo rescatable es que conseguimos 4 puntos de 6 y arribamos la punta de la tabla, ya que Ecuador cayó derrotado en Colombia. Pero a no engañarse, a mi modesto juicio, a este equipo le hace falta mucho más juego ofensivo y más posesión de pelota. Pero por ahora, vamos primeros rumbo a Rusia 2018 y es lo que vale...

="">
contador de paginas web
face

El tiempo - Tutiempo.net
Facebook Twitter Google+ LinkedIn StumbleUpon Pinterest

ACTUALIDAD

Tweets