EL GUARDAESPALDAS DE ANTÍA EN EL TCR: FRANCISCO GALLINAL
Crónicas del Este 20/10/2017 Politica
gallinal

Sergio Secinaro

LO ESCRIBIMOS HACE CASI UN AÑO

La Intendencia de Maldonado es una de las más observadas por el Tribunal de Cuentas de la República, por Mayo de este año para ser más específicos, la administración Antía había obtenido 353 observaciones. Una piedra en el zapato.
El 5 de Octubre del presente año, la Asamblea General designó como miembros del Tribunal de Cuentas de la República, entre varias personas, al Dr. Francisco Gallinal.
Hace como un año atrás, en Crónicas del Este escribíamos lo siguiente:

“Estamos en condiciones de informar que el ex diputado y senador por largos períodos del partido Nacional, Dr. Francisco Gallinal sería nombrado en un cargo en el Tribunal de Cuentas de la República por parte del sector del senador Jorge Larrañaga”
También escribíamos que “la figura de Francisco Gallinal ha sido a través de su pasaje por la política, sumamente cuestionada desde todo punto de vista” ¿Razones? ¡Allí vamos!

EL AFANO DE LA AGRUPACIÓN DE VERÓNICA ALONSO

Gallinal supo impulsar la candidatura de varias mujeres que hoy son figuras en el firmamento político de nuestro país, entre ellas la actual Intendenta de Lavalleja Adriana Peña o más cerca en el tiempo, la actual senadora Verónica Alonso. Lo cierto es que ambas terminaron alejándose del grupo que lideraba el por entonces senador Francisco Gallinal y en el caso de Verónica Alonso, con escándalo incluido, pues acusó a Gallinal de haberle falsificado la firma ante la Corte Electoral para quedarse con una lista.
El escándalo fue mayúsculo. Sólo basta reproducir un pasaje donde Verónica Alonso afirmaba en la prensa montevideana:
“El senador Gallinal presentó un documento ante el directorio y por lo tanto después ante la Corte Electoral donde pretendía sacarme mi agrupación. Mi agrupación es Compromiso Nacional, la lista 333. Y para eso presentó un documento con tres firmas que no correspondían, con tres firmas falsas”
Resulta que aprovechando el viaje de la entonces diputada Verónica Alonso a EE.UU, Francisco Gallinal presentó ante la Corte Electoral la firma de tres integrantes del grupo de Verónica para quedarse con el número de la lista 333.
Lo cierto, es que cuando Verónica Alonso vuelve del viaje, se encuentra con la notificación de que Gallinal era el titular de dicha agrupación. Alonso se presentó en la Corte Electoral y dijo tajantemente que esas firmas eran falsas y presentó la denuncia ante el directorio del partido Nacional.
Incluso Verónica Alonso puso a un ex inspector de la Policía experto en caligrafía que habría constatado que las tres firmas presentadas por Francisco Gallinal eran absolutamente falsas y para cerrar la increíble historia, las tres personas en cuestión le habrían dicho a la propia Verónica Alonso, que no habrían firmado ninguna nota.
El propio Gallinal ya acorralado y amenazado de ser denunciado penalmente por Verónica Alonso (cosa que finalmente no ocurrió por una supuesta intervención del senador Heber) reconoció ante el Directorio, que esas tres personas no habían firmado la nota de la Corte Electoral y que ante su apuro y sin el ánimo de hacer una falsedad, las había presentado.
Como para arreglar las cosas, el propio Francisco Gallinal presentó ante la Corte Electoral una nota, retirando las firmas que había presentado.
Increíblemente y para que nos demos cuenta de los personajes con los que estamos tratando, pasado un año, Francisco Gallinal se volvió a presentar en la Corte Electoral y finalmente se quedó con la agrupación. Con el transcurrir del tiempo y las vueltas de la vida, en la última elección Francisco Gallinal , se fue apagando electoralmente, hasta desaparecer de la política.

¡ANTÍA SE LO PIDE AL GUAPO!

Luego de su frustrante elección y de quedar fuera de todo cargo electivo, todos pensaban dentro del partido Nacional, que Francisco Gallinal se podría bien dedicar a otras tareas laborales privadas, incluso pasatiempos, como es tener varios caballos de carreras en el hipódromo de Maroñas o la estación de servicio que se dice que tiene en el barrio montevideano de Carrasco.
Sin embargo, sorpresivamente el intendente Enrique Antía habría tenido una conversación de “alto nivel” con el senador Jorge “Guapo” Larrañaga, donde le habría pedido con “insistencia” que colocara al Dr. Francisco Gallinal en un cargo público de confianza, si quería contar con su apoyo político para la elección venidera.
Todos sabemos que los políticos y saben muy bien con quien se sacan la foto y también lo hemos escrito en estas páginas, como el senador Jorge Larrañaga en las pasadas elecciones internas y también en las elecciones departamentales, le dio la espalda al actual Intendente Enrique Antía, pues no apareció en ningún acto suyo y tampoco ninguna recorrida que hacía el actual Intendente por tierras de Maldonado. Evidentemente Jorge Larrañaga, si bien lo consideraba una herramienta útil al entonces candidato a Intendente, no quería aparecer públicamente al lado de una persona muy polémica y que venía muy desgastada desde su período de gobierno anterior.
Sin embargo a quien se pudo ver en muchos pasajes de la campaña electoral de Enrique Antía para las elecciones departamentales, paradójicamente era a la actual senadora por el partido Nacional, impulsada desde Montevideo por la asociación con los pastores del grupo del pastor Márquez, nos referimos a Verónica Alonso.
Luego de lo que escribimos líneas más arriba, no hace falta ser muy inteligente, para tratar de imaginarnos el concepto que tiene Verónica Alonso del Dr. Francisco Gallinal, luego de los episodios ante la Corte Electoral para robarle su lista. Pues era evidente que Verónica Alonso de ninguna manera apoyaría el nombramiento de Gallinal en el Senado de la República, pues el Partido Nacional debería de contar con su voto para que Gallinal llegase a tener dicho cargo, sin embargo…
Sin embargo nos afirman que Enrique Antía habría “embestido ferozmente”, exigiéndole al senador Jorge Larrañaga que nombrara a Francisco Gallinal, si quería tener su apoyo político para las próximas elecciones. Incluso también tenemos la versión de que el propio Intendente Antía se habría puesto en comunicación con la propia senadora Verónica Alonso, para exigirle que apoye llegado el momento el nombramiento de Gallinal, en un cargo de confianza.
La realidad muchas veces supera a la fantasía y nos afirman nuestras fuentes, que por esas cosas del destino Francisco Gallinal, era por aquel entonces candidato a ser nombrado en la Corte Electoral, justamente en el lugar donde había sido denunciado por la propia Verónica Alonso de haberle falsificado tres firmas para robarle una lista y que luego, a consecuencia de todos esos hechos papelonescos, habrían decidido que lo nombren en el Tribunal de Cuentas de la República… un lugar donde Francisco Gallinal, un viejo conocido del Intendente Enrique Antía, bien le puede oficiar de guardaespaldas, ante un tribunal que lo viene acribillando en observaciones.

El tiempo - Tutiempo.net

ACTUALIDAD

Tweets