logoportada

“GERMÁN CARDOSO SIGUE EQUIVOCADO: SE HABRÁ EQUIVOCADO EN EL PLANO DEPARTAMENTAL, PERO ESTÁ MÁS EQUIVOCADO TODAVÍA EN EL PLANO NACIONAL”
Crónicas del Este 11/09/2017 Política
cesar

César García Acosta es el director del semanario “Opinar” de extracción colorada, para ser más exactos de ideología Batllista y en una editorial de su autoría pedía la renuncia de todas las autoridades a nivel departamental y Nacional del partido Colorado, con Germán Cardoso a la cabeza. Hoy en esta nota dar sus explicaciones de que cómo piensan removerlos de sus cargos.

“LO INCONGRUENTE ES QUE ESE MISMO SECTOR POLÍTICO DE VAMOS URUGUAY DESPUÉS CONDENÓ A JORGE BATLLE”

¿A qué se debió su pedido de renuncia de las autoridades a nivel departamental y Nacional del partido Colorado en la editorial del semanario Opinar?

César García – Es el convencimiento pleno de los hechos que están sucediendo al día de hoy. Digo, ningún colorado en ningún batllista puede dejar pasar por alto la inacción que tiene el partido en todo el país. Es un partido que por un lado lucha con algunos dirigentes para movilizarse como para poder refrescar, pero no lo logra; entonces, el hecho de que no lo logre, tiene mucho que ver con la formalidad del partido. El partido tenía una organización que se la dio José Batlle y Ordóñez al principio del siglo XX, creando la política de los comités y todo se fue desarticulando, hasta que definitivamente se desarticuló el Comité Ejecutivo Nacional y la Convención del partido. Hoy ser convencional del partido no cotiza e integrar el Comité Ejecutivo Nacional del partido Colorado mucho menos. Cuando quien fue designado por las mayorías votadas dio un paso al costado, el Dr. Bordaberry, dejó abierto un flanco muy grande que lo que hace es provocar la desazón de la mayoría de los colorados. El porqué de todo esto tiene que ver con el significado, uno en un cargo político lo que hace es tener una representación, darle a la gente el valor de la utopía, permitir reivindicar cuestiones y crear espacios para oxigenar una interna partidaria que se ha ido desgastando con el correr de los años. Ya no somos gobierno, el único gobierno que tiene el partido Colorado es el de Rivera y uno ve que el partido se desarticuló. Esta falta de operatividad no se ha visto plasmada en el Comité Ejecutivo Nacional del partido Colorado, en las convenciones y en el Comité Ejecutivo Departamental. Por lo tanto lo único que queda pedirles como un colorado de a pie, es que se retiren y den un paso al costado y no que esperen que por un mecanismo formal se opere en la interna de la convención un llamado para modificar la carta orgánica y sacarlos. Creo que a la luz de que no han podido concretar ninguna actividad política importante, se han equivocado fuertemente cuando trazaron las líneas básicas para generar una concertación que terminó siendo una hecatombe interna, porque lo único que hizo fue crear un candidato por el costado, que ahora es utilizado por el Presidente de la república para resquebrajar la interna de la oposición. Creemos que hay que hacer algo distinto, hacerlo en un medio como “Opinar” importa, decirla desde un ángulo del partido también importa, pero importa mucho más que lo haga un colorado de a pie y que a nivel de las redes sociales empecemos a trabajar como lo estamos haciendo para ver si podemos lograr un cambio a tiempo y no llegará al momento de las elecciones cuando todo se encuentre liquidado por la inacción de quienes están en el frente.

“PARA SER SECRETARIO GENERAL DEL PARTIDO HAY QUE TENER TALLA POLÍTICA”

¿La secretaría General del partido Colorado cambia recién en 2019?

César García – Exacto. Ellos están votados por el período entero, ¿pero qué sucede?, Si van a seguir repartiendo la Secretaría General a personas que no tienen carisma. Para ser Secretario General del partido hay que tener talla política; basta con mirar la historia y ver quienes ocuparon ese lugar. No todos tienen el mismo carisma y la legitimidad social como para poder tener la representatividad del partido. No todos son Enrique Tarigo, Julio María Sanguinetti, Jorge Batlle. El partido ha tenido en la historia prohombres que han enfrentado situaciones muy difíciles y las han sorteado porque lo que tenían al lado, era la gente. Hoy este Comité Ejecutivo no tiene gente al lado, pero no porque el partido tenga el 8 o el 10%, no tienen gente porque realmente, no la tienen. No logran conglomerar en la Casa del partido Colorado 50 o 60 personas y tampoco han tenido un trabajo de medios y las redes para consolidar el trabajo político y eso hay que cambiar. Lamentablemente se tendrían que ir todos, para los que están en otro lugar, puedan regresar al partido con cierta expectativa.

¿Hay dos corrientes en el partido Colorado, una Batllista y otra que no lo es?

César García – Yo me siento personalmente batllista, pero no me animó a decir que otros compañeros que están en otro sector no lo sean. Creo que el Batllismo requiere una discusión que el partido no ha dado, porque hoy si quisiéramos llevar adelante algunas políticas de José Batlle y Ordóñez, no lo podríamos hacer. Alcanza comprar el editorial del diario El País de hace unos días atrás, de Da Silveira, para darse cuenta que nos siguen imputando las penas y las glorias de hace un siglo atrás. El Uruguay nació y creció por José Batlle y Ordóñez y eso no lo puede negar nadie. Como decía el intendente Vidalín: son Batllistas hasta los blancos, lo reconozcan o no. Pero es más fácil agraviar que adoptar las enseñanzas fundamentales de José Batlle y Ordóñez, como cuando en 1916 perdió una contienda política y el Uruguay siguió creciendo con el Batllismo la cabeza.

¿Qué opina de las denuncias que ha recibido el Secretario General Germán Cardoso en el comité de ética y que nunca han sido tratadas?

César García – Lamentablemente todo eso refiere al momento de la elección, cuando el partido decidió en algunos sectores votar a gente de otros partidos en el marco de una especie de concertación o de búsqueda de unificación con el partido Nacional. Todo eso estuvo mal parido, se equivocaron desde el vamos. No hubo lo que estamos pidiendo hoy: que los colorados se junten para saber cuál es el rumbo, cuáles son los 5 o 6 puntos en los cuales se puede acordar y después empezar a trabajar y seguir detrás de una persona que nos dé certezas. El partido Colorado en aquel momento, cometió el error de creer cada uno que la concertación era viable a su manera y en Maldonado la vía de los hechos marca, de que en la intendencia de Antía hay varios directores que son colorados, no creo que hayan llegado a ser colorados por sí solos, tiene que haber una estructura media detrás que los haya avalado. Lo incongruente, es que ese mismo sector político de Vamos Uruguay después condenó a Jorge Batlle porque votó en San José a un candidato que hoy está aliado con Novick. Entonces lo único que hicimos, fue destrozar la fuerza que el partido Colorado tuvo toda la vida, que era la divergencia. Mire, hace unos años antes de fallecer el General Líber Seregni, en una conversación casi íntima que tuvimos en la Junta Departamental de Montevideo, en el último acto en que estuvo me dice: “Mirá, de colorado a colorado te voy a contar una cosa: en el futuro van a haber dos partidos, el Frente Amplio y el partido Colorado, que es el de gobierno”. Pero Seregni le erró en una cosa, el partido Colorado fue ocupado por el partido Nacional. El gran problema, es que ideológicamente hay gente de Vamos Uruguay que habilitó la instancia de ideales que eran del Herrerismo, para que ingresaran al partido Colorado por la puerta de atrás y se instalaran en discusiones, como las que suceden en las mesas de seguridad con la Presidencia de la República, donde hay una pata fuerte del partido, que es el Batllismo, que no está integrado y se retiró antes y donde ahora el Herrerismo, que ve que tiene reflejado en otros sectores sus ideas, plantea el retiro en el marco de una estrategia política. Entonces son cuestiones que naturalmente tenemos que verlas los que estamos en la interna partidaria y eso se admite, justamente porque Germán Cardoso sigue equivocado: se habrá equivocado en el plano departamental, pero está más equivocado todavía en el plano Nacional.

“LA REFORMA QUE CONSAGRÓ EL BALOTAJE FUE UN INTENTO DE PONERLE UN FRENO AL PRIMER GOBIERNO DEL FA”

Pero también hay que recordar el balotaje, porque ahí comenzó a confundirse la historia de blancos y colorados. ¿No es así?

César García – Las reformas constitucionales lo decía Jiménez de Aréchaga, cada vez que se hicieron fue para embromar a alguien y la reforma que consagró el balotaje fue un intento de ponerle un freno al primer gobierno del FA en el país. Todo el mundo sabía que eso iba a suceder; el partido Colorado lograba la Presidencia le la República con un 35% del electorado. Se le exigió al Frente Amplio tener el 50% más 1. Y ese balotaje, aunque por la vía de los hechos, lo que uno elige es una persona, el Uruguay en su idiosincrasia no lo entendió así y el día que votó un colorado a un blanco, se rompió una barrera o un blanco a un colorado, se rompió una barrera. No fue lo mismo que en el Colegiado del 16, donde un sector del partido Colorado votó con el partido Nacional. Pongamos el ejemplo más claro, el padre de Bordaberry, la primera vez que tuvo incidencia en política fue como senador del partido Nacional. Eso muestra que hay sectores que son afines a juntarse y reunirse, lo que no quiere decir que sea el espíritu del votante colorado; el votante colorado es otra cosa que la dirigencia y cuando la dirigencia dejó de entender que un andarivel es el del partido y otro es el de la gente, se empezó a perder.

“VAMOS HABLAR CON COMPAÑEROS DE TODO EL PAÍS PARA JUNTAR LAS 60 VOLUNTADES”

¿Y qué posibilidades de cambios reales existen para sacar a las autoridades actuales del partido? Porque una cosa es escribir en la prensa y otra cosa es llevar a cabo esos cambios en la práctica.

César García – Hemos perdido tanta fuerza los colorados en nuestra interna que hemos dejado pasar desapercibido que tan sólo con él 10% de la convención, podemos convocar a una convención para cambiar la carta orgánica, dejar sin efecto las autoridades que están y votar una nueva. Digo, con 60 voluntades alcanza y eso da para que vaya cualquier sector que la tenga. Incluso le digo más, hay sectores de Vamos Uruguay que están en la misma posición. Entonces hoy es interesante esta posición y la comenzamos a liderar de esta manera, sin dejar de ver que vamos hablar con compañeros de todo el país para juntar las 60 voluntades y poder llegar un poco más lejos.

 

El tiempo - Tutiempo.net
Facebook Twitter Google+ LinkedIn StumbleUpon Pinterest

ACTUALIDAD

Tweets