“LA VERDAD QUE QUEDÉ EN SHOCK Y HASTA SE ME CAYERON LAS LÁGRIMAS”
Crónicas del Este 19/01/2018 Sociedad
img

Una mujer llamó a Crónicas del Este para denunciar a una empresa por una presunta persecución por reclamar sus derechos laborales, narrando una versión inquietante de un proceder bastante confuso, donde sus derechos como trabajadora, se habrían visto vulnerados.

Primero que nada: ¿Cómo te llamas?

Yeroqui Gabriela Sánchez González.

¿Qué es lo que te pasó en tu trabajo? Empezaste a trabajar en verano…

Yeroqui - Si, el 13 de diciembre arranqué a trabajar en el edificio Place Lafayette y me vinculé con la inmobiliaria de Zoulamián.

¿Cómo llegaste a dar con ese trabajo?

Yeroqui - Con ese trabajo llegué a dar por intermedio de mi hija, porque ella allí trabaja todo el año y en octubre me dijo si quería ingresar a trabajar con ella en verano, pero cuando hice la entrevista el encargado me dijo que habían posibilidades de quedar todo el año, por eso fue que elegí ese edificio.

¿Cuál era la función que ibas a cumplir?

Yeroqui - Mucama para la atención de los apartamentos.

¿Te dijeron alguna especificación del trabajo?

Yeroqui - El horario era de 10:00 a 18:00, pero a veces el encargado me pedía que entrara a las 08:00, a veces a las 09:00 a veces me iba a las 19:00 el horario era de 10:00 a 18:00; pero a veces te necesitaban más horas o menos horas.

Me comentabas que no tenían día libre.

Yeroqui - Primero en la entrevista te dicen que no hay día libre, supuestamente lo pagan al día libre, pero lo pagan como día común, porque eso se ve en el recibo de sueldo, no pagan como lo tienen que pagar: un 150% más de un día normal trabajado.

Tu empiezas a tener problemas más adelante…

Yeroqui - Yo empecé a tener problemas cuando empecé a mover un poco el tema ahí y decir que no estaba bien lo que estábamos cobrando, que estábamos cobrando las horas extra comunes y feriados comunes y empecé a mover todo eso, entonces un día “X” faltó un reloj de un departamento, justo cuando yo estaba sola ese día, no tenía a la compañera y entramos con un muchacho que es limpia vidrios; él limpiaba los vidrios y yo hice el apartamento y al rato, como a las 13:00 me manda un mensaje el encargado y me dice si podía ir por el apartamento 1806, que a la señora se le había extraviado algo, que quería ver si yo lo había visto. Entro al apartamento, llamo a la señora y hablo con ella y me pregunta si yo había visto un reloj negro.

¿Un reloj de pared?

Yeroqui - No, de mano, hasta me dijo que era un reloj barato de plástico negro, que la nieta lo usaba para la playa y yo le dije: “El día anterior lo vi arriba de la mesa ratona del living, junto a la pulsera de la muchacha, pero ahora la verdad no puse atención, porque andaba sola y a las corridas y la verdad no me acordaba si estaba el reloj ese día”. Ella nunca me acusó, de decir: “me robaste o me robaron”; siempre ella dijo “desapareció el reloj” y luego me preguntó con quién entré y le dije que había entrado sola ese día, como única mucama pero que entré con el limpia vidrios.

¿Qué pasó después de eso?

Yeroqui - Al otro día me llama el encargado llamado Nicol. Me llama aparte al lavadero y me dice: “Gabriela, mirá que por orden de la administración te tengo que dar la baja del contrato”. Allí contesté: “¿Qué?” Porque la verdad que me cayó como un baldazo de agua, porque es la primera vez en mi vida, tengo 22 años de mucama y jamás me sacaron de ningún lado. En mi historia laboral jamás me sacaron de ningún lado, la verdad que quedé en shock y hasta se me cayeron las lágrimas.

¿Qué explicación te dieron?

Yeroqui - En el papel dice “receso de contrato”, no dice motivo, solo dice eso nada más, pero él (el encargado) me dijo claramente: “es por el tema del reloj, a ti y al muchacho que limpia los vidrios les dieron el receso del contrato” Y él me dijo que contara con él para cualquier trámite que fuera a hacer, que tenía el apoyo de él, porque estaba por renunciar, porque supuestamente estaba cansado de todo.

¿Pero tú no tienes ninguna prueba de que te haya dicho eso?

Yeroqui - No, me lo dijo a solas y pensé que me iba a decir cualquier otra cosa del trabajo, pero jamás pensé que eso.

¿Al muchacho que limpia los vidrios también lo sacaron entonces?

Yeroqui - Sí, entramos juntos y ahora a las 14:00 teníamos una reunión en el Ministerio de Trabajo con el abogado para ver, porque yo quiero hacer la denuncia penal contra los inquilinos que están ahí, porque serían familiares de Zoulamián a los que supuestamente les desapareció el reloj y da la casualidad que son parientes de los dueños. A nosotros la señora misma nos dijo: “Yo soy tía política de ellos”. Entonces da la casualidad, que el día que estoy sola desaparece el reloj y son parientes de él, muchas casualidades se dieron.
Yo para mí que fue todo armado y este muchacho vidriero cayó pobre de garrón, porque la “chicana” era para mí, que ese día estaba sola. Nunca pensaron que “el Gobernante” fuera a dar la orden de que fuera a hacer los vidrios. Se dio todo así, pero el chiquilín tampoco, jamás tocó nada. El muchacho limpia vidrios es sobrino del encargado Nicol y me dijo que su tío le había dicho, que si nos cesaban el contrato, nos tenían que pagar hasta marzo.

¿Tú pusiste un abogado?

Yeroqui - Sí, tengo un abogado que es el Dr. Amador y hoy tengo una entrevista con él para empezar todos los trámites. Quiero hacer una denuncia penal contra los inquilinos del 1806 del Place Lafayette y yo les dije a ellos, que son dos personas mayores de 70 para arriba y la nieta de unos 25 años, que es la propietaria del reloj, yo cuando hablé con ellas, me hablaron lo más bien y les dije: “vengan y revisen el carro con el que yo trabajo y revisen mi bolso, porque yo no toqué nada” y no quisieron revisar nada, ni hacer denuncia, porque decían que no vale la pena.

¿En ese edificio no hay cámaras?

Yeroqui - En los palieres no, tienes cámaras en el ascensor o en el subsuelo, pero en el palier ese no hay cámaras; ojalá hubiera cámaras, pero no hay, lamentablemente.

El tiempo - Tutiempo.net

ACTUALIDAD

Tweets